El Real Decreto 875/2014, de 10 de octubre que regula las titulaciones náuticas para el gobierno de embarcaciones de recreo, recoge una serie de cambios.

Eliminación del límite de potencia de motor de las embarcaciones de recreo

Con este decreto desaparece el “titulín”, el cual es reemplazado por la licencia de Navegación, eliminando de este modo el límite basado en la potencia del motor pudiéndose montar la potencia que la embarcación de recreo pueda admitir.

El título de Patrón de Navegación Básica (PNB) pasa de 7,5 a 8 metros de eslora para embarcaciones  de motor y se convalidan con el Patrón de embarcaciones de recreo (PER)

Con el título del PER se podrán llevar barcos de 12 a 15 metros de eslora.

Con la titulación náutica de embarcaciones de recreo de Patrón de Yate se podrán patronear barcos de hasta 24 metros,  a una distancia de la costa de hasta 150 millas.